Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si no aceptas las mismas, no podrás continuar navegando. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Acepto

+ INFO

Universo Iberiza

En China ponen límites a los influencers

En China han establecido que legalmente, ningún influencer podrá hablar de temas complejos sin tener una formación cualificada al respecto. 

 

Hoy, 23 de junio en Pekín han hecho público varios medios locales, un nuevo código de conducta que incluye 31 “malos hábitos” que deben evitar las personas influyentes en el país asiático.

 

Entre las normas destaca la prohibición de difamar la cultura china, personajes históricos y héroes nacionales, o evitar la promoción de temas considerados sensibles.

El Gobierno del país asiático no permitirá tratar ciertos temas en redes sociales, como por ejemplo la medicina o el derecho. Para hacerlo, deberán acreditar ante la plataforma en cuestión, que cuentan con conocimientos facultativos como un título universitario relacionado con la materia en cuestión.

 

Esta nueva iniciativa se ha puesto en marcha sobre todo pensando en la figura del streamer que hace vídeos en directo donde los contenidos no son controlados por nadie. Además la difusión de estos contenidos sin ningún rigor tiene aún más peligro debido al gran poder de convicción que poseen estos influencers… Pero no todo parece ser una noble causa en honor a la fiabilidad de los contenidos y por proteger a los usuarios, sino que por lo visto, es parte de una estrategia para prohibir los contenidos que perjudiquen el liderazgo del Partido Comunista Chino. ¿Estaríamos hablando de un comportamiento de adoctrinamiento sobre la población?

 

También se han ido llevando a cabo otras leyes más indirectas que van encaminadas a salvaguardar la moralidad y el espíritu que los dirigentes chinos consideran adecuados para el país; por ejemplo, se prohibió que los menores de 16 años pudieran ver vídeos en streaming a partir de las 22:00 horas y también la compra online de artículos de los influencers como los cheers de Twitch.

Además se les prohíbe entre otras cosas:

- Presumir de artículos caros o de un estilo de vida que las autoridades consideren extravagante

- Mostrar desperdicio de alimentos 

- Contenido sugerente o provocativo

- Tampoco pueden ganar más de  1.570 dólares al día en donaciones de los usuarios.

 

Sin duda una iniciativa polémica del Gobierno Chino, ¿qué opináis vosotros?