Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si no aceptas las mismas, no podrás continuar navegando. Para más información, consulta nuestra Política de Cookies.

Acepto

+ INFO

Universo Iberiza

Los residuos tecnológicos

Como grandes consumidores de tecnología, también producimos muchos residuos tecnológicos. ¿Te has preguntado alguna vez dónde van a parar?

 

Para hacernos una idea de la cantidad de residuos tecnológicos que producimos, os lanzamos una idea: un gran porcentaje de la población cambia de móvil cada año… Eso supone millones de móviles al año que pasan a ser chatarra.Generamos una inmensa cantidad de basura electrónica.

 

Según la ONU, en 2018 el mundo generó 50 millones de toneladas de basura tecnológica. Cada persona tira a la basura siete kilos en aparatos eléctricos y dispositivos tecnológicos

 

El ritmo de consumo es apabullante y la vida de los aparatos cada vez es más corta, además nos encontramos con el problema de la obsolescencia planificada. 

 

Casi todo va a parar a los vertederos electrónicos en países emergentes. Según un informe de la ONU, Asia es el continente que más basura electrónica genera (29 millones de toneladas), seguida de América (13,1), Europa (12), África (2,9) y Oceanía (0,7). Solo en España, cada ciudadano es responsable de originar 19 kilos de residuos electrónicos al año.

 

¿Sabes cuántos teléfonos móviles quedan olvidados dentro del cajón? En España, casi 45 millones. Lo bueno es que la tasa de reciclaje y reutilización de móviles en España es del 89%, la más alta de Europa junto a Finlandia.

 

En Dell en el ámbito de la creación de productos, siempre se esfuerzan por «diseñar para reparar»: Su objetivo es que sus ordenadores sean físicamente fáciles de reparar, con piezas fácilmente accesibles, reemplazables y reutilizables.

En el servicio al cliente, procuran que el proceso de reciclaje sea sencillo. Los propietarios de PCs y portátiles pueden dejar sus viejos dispositivos en los centros de Goodwill participantes, y Dell los recogerá para su reciclaje de forma gratuita, o pueden devolver estos productos ellos mismos utilizando su programa gratuito de devolución por correo. 

 

En definitiva, en Dell, cuando se trata de residuos electrónicos, quieren estar seguros de que cualquier acción hace más por el planeta que lo que se lleva. Determinar si es así no siempre es sencillo, pero no tienen dudas de que es lo correcto.